Novedades sobre la regularización de edificaciones aisladas en suelo no urbanizable en Andalucía


El pasado 6 de agosto de 2016 entró en vigor la Ley 6/2016, de 1 de agosto, por la que se modifica la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía para incorporar medidas urgentes en relación con las edificaciones construidas sobre parcelaciones urbanísticas en suelo no urbanizable que no tengan la condición de asentamiento urbanístico.

El objetivo la norma es permitir la regularización de edificaciones aisladas en suelo no urbanizable situadas en parcelaciones urbanísticas que no tengan la condición de asentamiento urbanístico (definidos en el art. 2.2.b de Decreto 2/2012, de 10 de enero), cuando haya transcurrido el plazo de 6 años sin que la Administración haya adoptado las medidas de protección de la legalidad urbanística contra ellas. Dicha regularización consiste en reconocerles, tanto a la edificación como a la parcela donde se asienta, la situación de “asimilado al régimen de fuera de ordenación”, lo que les permitirá -cumpliendo ciertas condiciones- mantener su uso y contratar los suministros básicos.

Con anterioridad a esta Ley, la posibilidad de regularizar tales edificaciones aisladas quedaba cuestionada porque el artículo 185.1 de la LOUA expresamente preveía la inexistencia de limitación temporal para la adopción de medidas contra las parcelaciones urbanísticas en suelos no urbanizables. Las edificaciones construidas sobre dichas parcelaciones quedaban en un limbo que ahora desparece con la modificación del art. 185.2, párrafo A).

Como dicho reconocimiento de la situación de “asimilada al régimen de fuera de ordenación” no es automático, sino que ha de pasar por la tramitación de un procedimiento administrativo que, en ocasiones, puede durar muchos meses, la Ley 6/2016 prevé la posibilidad de autorizar el acceso provisional a los servicios básicos de electricidad y agua, siempre que se cumplan determinadas condiciones, entre ellas que se trate de la vivienda habitual del propietario, durante un plazo máximo de 2 años o, si ocurre antes, cuando se resuelva favorablemente el expediente.

con esta modificación legislativa se logra dar mayor seguridad jurídica al régimen de propiedad de las edificaciones aisladas en parcelaciones urbanísticas realizadas en suelo no urbanizable

La norma añade a la LOUA una nueva Disposición Adicional 15ª en la que se establecen las particularidades por las que se regirá el reconocimiento del régimen asimilado al de fuera de ordenación, además de lo ya previsto en el Decreto 2/2012, de 10 de enero. Resumidamente: (1) el reconocimiento abarcará la edificación y la parcela sobre la que se ubica, (2) la declaración de asimilación a fuera de ordenación surtirá los efectos de la licencia urbanística prevista en el art. 25.1.b) de la Ley de Modernización de las Explotaciones Agrarias y quedará sujeta a la caducidad prevista para las licencias de parcelación o declaraciones de innecesariedad del art. 66 de la LOUA, y (3) las edificaciones deberán tener las condiciones mínimas de seguridad, salubridad, habitabilidad y calidad de las construcciones.

En definitiva, con esta modificación legislativa se logra dar mayor seguridad jurídica al régimen de propiedad de las edificaciones aisladas en parcelaciones urbanísticas realizadas en suelo no urbanizable que no tengan la condición de asentamiento urbanístico.

Adolfo Martos Gross

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *